Follow by Email

martes, 16 de octubre de 2012

Garbancito y yo

Me ha salido un garbanzo entre ceja y ceja...!!


El garbanzo empezo siendo un grano...paso a ser un grano grande y lleva 2 dias siendo un garbanzo cabezon y en plena cara, no hay como esconder lo ni disimularlo ni nada...

Mi querido garbanzo, como siga evolucionando y mutando como un pokemon terminara hablando, incluso pienso que quizas se transforme en un pequeño mini yo...o quizas sea la voz de mi conciencia que de tanto querer salir vio luz a través de aquel granito pos regla....

Cada mañana lo miro, me mira y me rio..que voy a hacer...
Voy, digo vamos a la oficina juntos, me hace sombra y me acompaña... si es que al final le voy a terminar cogiendo cariño al jodio garbanzo...

Por una vez juro que no exagero..mis hijas estan muertas de risa y en lugar de pedir me a mi la leche, se la piden a garbancito... en fin


6 comentarios:

dolega dijo...

¡¡¡No le tomes cariño!!!
jajajajaja Piensa que en el momento en que le pones nombre, no hay manera de matarlo. Tú verás.... :P
Besazo

Rachel dijo...

Ains es que me acompaña a tod lado..y por una vez he conseguido que los albañiles se giren a mirar..nos ainss
garbancito

Opiniones incorrectas dijo...

Jajaja a Cry una vez le salió un súper grano en la cara que se le enquistó. En una de las operaciones de mi padre, de los nervios se lo reventó en el baño y le salió un "gusano compacto y enorme", que dijo que le daban ganas de barnizarlo, pintarle dos ojos y llamarlo Pinki.

Campanilla dijo...

Qué fastidios esos garbanzos que por mucho que quieras no hay manera de ocultarlos....Lo mejor es vivir con ello como si de mascota se tratase, y el dia que no esté, pues feliz de haberle despedido!
Un abrazo

Madre desesperada dijo...

Estoy segura de que garbanzo cualquier día te dejará y entonces, a lo mejor, ¡hasta lo echas de menos! Mira que ponerle nombre a un grano. ¡Eres la monda!

Mi Álter Ego dijo...

Son una molestia tremenda. Me salen pocos pero, cuando me salen, me ponen de los nerrrrviossss. Besotes y que se vaya ya el garbancito a tomar viento fresco.