Follow by Email

martes, 12 de julio de 2011

EL mega terremoto.



Para apreciar, cada cosa que disfrutamos hoy hay que mirar un poco al pasado, y darse cuenta que lo material es pasajero, que lo que realmente importa va mas allá de todo eso.

Hace aproximadamente  6 meses vivíamos en Santiago de Chile, habíamos sentido en carnes propias el terror de un mega terremoto, lo de mega no lo pongo yo, lo dijeron los experto, el eje de la tierra cambio, y mi churri en pleno epicentro....
Creo que no le he contado a nadie, lo que sentí en ese momento, pero es un suceso que jamas olvidare, y que me unió simbólicamente a Chile para siempre.
Aquel verano, el churri trabajaba en el sur, y dos semanas antes habíamos pasado una vacaciones en la playa en Concepción,(hoy esa playa no existe, destruida por el tsunami) ese era el ultimo día que el churri iba a estar alli, tenia el vuelo a las 3 de la tarde, pero jamas cogió ese avión.
 A las 3 de la mañana, mi cama empezó a moverse, los cristales de las ventanas temblaban y un ruido extraño rugía en el aire, me levante a ver a los niños, sintiendo como el suelo temblaba, y sin entender que pasaba cogí a mis hijos y los lleve a mi habitación, realmente no estaba histérica, solo no sabia que pasaba, pocos segundos después el ruido y el movimiento aumento, al punto que era imposible mantenerse en pie sin caerse,para hacerse una idea, es un movimiento parecido al centrifugado de un lavadora, pero lo destacable era el ruido, un ruido que jamas olvidare, se fue la luz, se corto el agua, y el agua del water se salia por el movimiento. un desastre vamos.
El conserje del edificio nos desalojo, en camisón y sin saber muy bien que hacer nos sentamos en la calle, aun estaba oscuro, y casi no se veía nada. En ese momento lo vecinos, que días antes apenas conocías se convierten en una familia improvisada, los mas jóvenes ayudaban a los mas viejos, el teléfono, la radio las pocas linternas estaban a disposición de quien las necesitara, el pueblo se unió y todos eran una sola cosa.
De pronto la radio comenzó a transmitir noticias sin sentido, peligro de tsunami, las autoridades a ratos confirmaban y a ratos negaban la información, gente pedia encontrar a hijos o familiares desaparecidos, descontrol total.
 Yo no sabia nada del churri, sabia que estaba en la ciudad que mas daño sufrió, pero no sabia si estaba bien, si estaba vivo, o como contactar con el, a las 6 de la mañana con las primeras luces, la imagen era dantesca, la iglesia que se levantaba junto a nuestro edificio, se había caido literalmente.. nos dejaron subir a casa y una nube de polvo blanco, cubría absolutamente todo.
A las 12 recibí un sms del churri, diciendo que esta bien, que el hotel se había caído que todo estaba destruido pero que el estaba bien, el alma entro en mi y por un momento pude volver a respirar sin que doliese.

Después de eso, afortunadamente para nosotros, en el centro de Santiago, todo volvió a la normalidad muy rápido  la luz volvió, el agua fluyo, las tiendas abrieron, y como medida de seguridad, no dejaba que los niños vieran noticias, para que no se asustaran...
Mi casa fue centro de reunión principalmente porque tenia luz y agua, así que amigos venían a recargar los móviles o a ducharse, ver noticias etc...
El domingo llego el churri a casa, desencajado, después de mas de 30 horas de viajes por carreteras destruidas, entre gritos de gente e imágenes dantescas, pero a salvo.
El sindrome pos-terremoto, nos duro meses, sentíamos que se movía el suelo a pesar que todo estaba en calma. La replicas.. afortunadamente no sentí ninguna,( despistada que es una), pero a partir de ese momento la búsqueda y el retorno a casa estaba presente día a día.
Aun, vivimos casi un año en el mismo piso, los chicos comenzaron el colegio, con la idea que si el terremoto hubiera sido a otra hora, o 2 días mas tarde, quizás hubiera sido peor, los niños en el cole quien sabe...

Pero...en noviembre todo se materializo, pasamos navidad con la certeza que seria las ultimas navidades con 30 grados, y que volvíamos a casa...sin mucho, pero juntos.

Hoy, puedo ver las fotos y sonreír aliviada, miro por mi ventana y hemos cambiado cementos y trafico, por pajaritos y naturaleza. hemos ganado como familia, recupere a mi churri con mas intensidad que nunca, volvió la pasión y la tranquilidad, los chicos tienen libertad, crecen sanos y estamos vivos y juntos.
Dejamos amigos, que los llevaremos en el corazón siempre, cuando leemos el periódico, no podemos dejar de leer La Tercera o El Mercurio (prensa chilena).
Este invierno haremos sopaipillas (dulce típico), pero con la seguridad que el suelo no se volverá a mover nunca mas.

7 comentarios:

porfinyomisma dijo...

joder nena ¡qué susto! y lo de tu churri : me has llegado al corazón con eso de volver a respirar sin que doliera ¡¡que buena descripción!!
no me extraña que os durará el susto en el cuerpo un buen tiempo.
Y miraos ahora!! perdidos en plena naturaleza alemana y superfelices... Me alegro de que el cambio haya sido para bien.
Un abrazo.

Rachel dijo...

SI un cambio radical, la verdad es que es un nuevo comienzo, jejeje mas contenta!!!!

Jeza Bel dijo...

Hola Rachel!...guau, la historia que cuentas, que miedo tuviste que pasar y que bien que todo haya quedado en una anécdota para contar!!!!

Soy Jeza Bel de http://vegamidulcedechocolate.blogspot.com/

Desde hoy te sigo!!!!!

Saludos

Annie74 dijo...

Hola Rachel¡
Vaya susto pasasteis, madre mia... No quiero imaginar la incertidumbre por tu churri.
Si que sois viajeros nooo???
Tengo que ponerme al dia con tu blog a ver si me entero del motivo.
besos¡

Fany dijo...

Que mega susto, te lei y se me puso el corazon en un puño...que miedo...

Por suerte todo bien y en tierra segura...

Mil besos

Rachel dijo...

uff susto fue poco.. pero ahora lo podemos recordar como una anécdota, que nos sirvió para unirnos mucho mas

Marta Salazar dijo...

sabes que el único edificio realmente asísmico en Frankfurt es el del Bank of Japan ;)

saludos!