Follow by Email

miércoles, 6 de julio de 2011

nuevas tecnologias.





Como son las cosas, hoy me acerque un momento a la peluquería del pueblo, y me encontré con una amiga, bueno, la verdad es que no es tan amiga, la conocí en el parque, y la única cosa en común, creo yo es que hablamos Español...hablando, buen ella hablaba y yo asentía muy obediente, me pidió mi numero de móvil, a lo que yo respondí, no tengo teléfono, al ver su cara, pensé que o se había muerto algo, o un terrible retortijón le apretaba el estomago en ese mismo instante, he de reconocer que vivo en una especie de nube, o como dice mi madre, estoy operada de los nervios, y me muevo y reacciono lento. Pero la cara lo decía todo, necesitaba explicarle, el porque en pleno siglo 21, yo, ciudadana moderna no tenia móvil.
Ardua, (es un decir), le explique... no tengo teléfono, porque no lo uso, me es mas fácil localizar a las personas cercanas mediante face, o e-mail, y la verdad es que mi Alemán es medio malo, y.. como que no me he visto en a necesidad... si salgo de paseo, o a la compra, realmente prefiero estar incomunicada y tener el silencio por compañera, ya que en casa, siendo familia numerosa y de niños con tono de voz alto, los momentos de silencio no abundan mucho.
La explicación creo que no convenció, y la chica seguía con cara de, esta tia es mas rara...
La conversación no fue a mas la chica salio yo me quede pero el tema móvil seguia dando vueltas en mi cabeza, por un momento estuve tentada a comprar uno, pero, realmente, no lo necesito, me gusta estar relativamente incomunicada, salir y que no suene el teléfono, y tal cual esta planteada nuestra vida, no le encuentro utilidad...
Sera que realmente soy mas rara de lo que pienso...... 

2 comentarios:

porfinyomisma dijo...

Acabo de aterrizar en tu blog y me has dejado ojiplética O_O.
No me parece raro que no tengas móvil ¡¡me parece fantástico!! Creo que es una suerte que no dependas de uno.
Si te parece me quedo por aquí a descubrirte ¿vale?
Un abrazo.

Rachel dijo...

Me parece fantástico tenerte,
un beso fuerte.